Las 101 noches de encierro en Villarino contra los recortes sanitarios.

Pues qué quieren que les digamos. No habíamos oído hablar de Villarino de los Aires en la vida y no es para menos: con menos de míl habitantes, una media de edad alta y situado entra la frontera que divide Salamanca de Portugal, es uno de tantos pueblecitos que languidecen en nuestra comunidad autónoma. Y siendo una asamblea urbana (ya saben, asfalto, gafas de pasta, streaming y mirando de reojo a Madrid), nos ha costado prestar atención a lo que pasaba en el campo. Paletillas que somos, oigan.

Pues nos vamos a Villarino. Un grupo de compas pertrechados para una improbable expedición en el agro (sacos de dormir, termos, proyector y el resto de parafernalia) han salido hoy para pasar una noche encerrados en el centro de urgencias local.  Y es que Villarino es uno de los 18 pueblos de Castilla y León que pierden el servicio nocturno de Urgencias, como consecuencia de los recortes. La Junta lo llama reorganización, asegura que no se cierra nada, pero el hecho es que antes había médico por las noches y ahora no. Y si ocurre algo se tienen que ir a Vitigudino por una carretera que haría palidecer al más experimentado piloto del París-Dakar, o lo que sea ahora.

Villarino, mañana de hoy jueves. Los Arribes del Duero quieren vida y la dimisión de Herrera. Que quede claro.

Villarino, mañana de hoy jueves. Los Arribes del Duero quieren vida y la dimisión de Herrera. Que quede claro.

Y la gente del pueblo no está por la labor. Es mayor, lleva trabajando y cotizando toda la vida; no son muy de asambleas y de agitar las manos (aquí nos sonrojamos). Tomaron la decisión de que el médico no se iba y llevan 100 noches, tres meses largos, encerrándose en el dispensario. Llegan a las 20h, se sientan, sacan carteles y obligan a que el médico no pueda cerrar e irse. Cien días. Dos veces nuestra acampada, por ejemplo. Ahi, sin ceder un milímetro. Al principio la Junta les ninguneó, luego intentó convencerlos con paternalismo y ahora, francamente incómoda, no sabe donde mirar. Porque la Junta insiste en que son unos exagerados, que no hay motivo alguno para ponerse así.

La gente de Villarino encerrada. La foto es de eldiario.es , tomada por Justino Sanchón (que ha hecho un artículo molón linkado en el texto)

La gente de Villarino encerrada. La foto es de eldiario.es , tomada por Justino Sanchón (que ha hecho un artículo molón linkado en el texto)

Como somos muy civilizadas, claro, hemos pedido explicaciones antes. El 28 de Diciembre ocupamos la Consejería de Sanidad de Castilla y León, y no paramos hasta que nos recibió el gerente. Perdón, el Señor Gerente: un hombre mayor, médico, engominado, que se marcó dos horas capeando nuestras preguntas -con un tono que oscilaba entre el aburrimiento y la disciplencia-. Sus respuestas no nos convencieron: “No puedo garantizar que con esta reorganización no aumente la mortandad en los pueblos afectados” o La señora que murió lo habría hecho igual con un médico al lado. Probablemente había fallecido ya cuando la familia llamó a emergencias”. Con un rictus contrito. Lo sentía, venía a decir mientras se ajustaba el nudo -impecable- de la corbata, pero qué le iba a hacer.

Aquí no tenemos a Cospedal. Por un lado, eso es indudablemente bueno. Por otro, un putadón, porque es muy dificil romper un techo de cristal informativo evidente. La misma medida en Castilla La Mancha  ha concitado artículos varios. Aquí hemos tenido que llegar a una persona muerta y un grupo de ancianos encerrado durante cien noches en un dispensario gélido para que, poco a poco, se empiece a hablar del asunto  en los medios nacionales. Muchos castellano leoneses se han enterado de que estaban metiendo la tijera en la sanidad rural gracias a los recortes…en Castilla La Mancha. Y eso, hemos concluido, es mal.

Así que vamos a Villarino. No a solucionar nada, ni a redimir a nadie. Vamos a apoyar, como usuarias de la Sanidad pública, como habitantes de esta nuestra comunidad, especialista en fabricar exiliados, parados y redes de corrupción local de bajo perfil mediático, pero al mismo tiempo llena de gente que resiste dignamente y, qué vamos a decir, tan hermosa. La noche 101 los habitantes de Villarino, y de los otros 17 pueblos que se quedan sin urgencias nocturnas, no la van a pasar en solitario. Y cuando volvamos seguiremos dando guerra porque, recuerden, el presente no es el único estado posible de las cosas.

398001_544845942206938_2090085858_n

Hay que romper el muro de silencio: los compas del Grupo de Sanidad (gruposanidad15m@gmail.com) se lo curran organizando hoy jueves una supercharla para los que nos quedamos aquí. ¡Acude!

Esta entrada fue publicada en acciones, comunicación, comunicados de prensa, convocatorias, crónicas, fotos, noticias, opinión, resúmenes de prensa, vídeos. Guarda el enlace permanente.

2 Respuestas a Las 101 noches de encierro en Villarino contra los recortes sanitarios.

  1. Pingback: Les quitan las Urgencias en el pueblo y se encierran...¡101 noches!

  2. Antonio dijo:

    En la Castilla de arriba el absolutismo es casi perfecto, en La Mancha por lo menos los medios se preocupan de hacer oposición, claro que si en vez de estar gobernada la secretaria general del PP estuviese gobernada por un señor con las gafas mal colocadas que no aspira a más de lo que tiene, a lo mejor tamoco se preocupaban.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *